Más rápido no es mejor, pregúntale a ella.

Las mujeres tienen un agudo sentido para detectar cuándo una operación financiera no es lo bueno que pinta.

 Las mujeres, sin haber estudiado economía o administración, son excelentes administradoras. En los hogares, deben administrar de tal forma, que los recursos escasos con los que cuentan rindan al máximo para satisfacer las necesidades. Eso las hace desarrollar una habilidad especial.

Siempre le digo a mis amistades que cuando necesiten pedir un préstamo y sea por un monto discreto, piensen bien en esto. ¿Le prestarías dinero a alguien que no pueda pagártelo? Creo que puedo saber tu enfática respuesta. Pueden pasar dos cosas, una que sepas que no te lo pagará y asumes el riesgo y la otra que te lo pagará dentro de mucho tiempo.

prestamo-agobio

Cuando se pide prestado dinero hay que considerar que quien te lo va a prestar necesita saber, en cuánto tiempo recuperará su dinero y por prestarlo te pedirá algo a cambio, aparte del dinero que tendrás que devolverle. Pero todo eso lo sabes, el asunto es que no lo piensas cuando estás desesperado. Siempre tenemos un amigo o amiga que nos llega diciendo, que está muy mal, que el dinero no le alcanza y que debe resolver un asunto monetario que no puede postergar y como tú eres su amigo, entonces esa persona piensa que no querrás que le vaya mal y por lo tanto le prestarás el dinero.

Pero si ese amigo por más que quisiera no tiene el dinero, entonces el problema se hace más agudo y debe recurrir a alguien que no solicite tantos requisitos y que sea lo suficientemente rápido. Esos avisos, abundan en locales en las calles y en los avisos clasificados. Porque saben que los bancos exigen muchos papeles y documentación y además exigen garantías para poder asegurar la operación, hay que recordar la frase: los bancos nunca pierden.

Bueno como los prestamistas saben de eso, exigen un aval; pero sin el papeleo de la banca tradicional. A veces las personas que solicitan el préstamo deben dejar como garantía prendas, autos, casas y otras propiedades. Algunos ni siquiera piden aval, sino que los intereses que llegan a cobrar llegan a niveles de lo que se considera usura. De esa manera adquieren un enorme riesgo que es compensado con los altos intereses que cobran; pero ante la imperiosa necesidad del demandante, este acepta lo que sea con tal de resolver ipso facto sno-tengo-moneyu problema de dinero. En muchos casos pierden el aval porque el dinero no es usado para producir más dinero, sino para hacer una reparación, pagar otro préstamo o para hacer otro gasto.

El mejor momento para pedir dinero prestado es cuando produces suficiente dinero para pagar, ¿Cómo pagar 5 mil euros prestados si ganas al mes 1.200? ¿Dejarás de comer o pagar la renta para pagar el préstamo? Los intereses que cobra un banco son calculados a tasa anual, en cambio la de los prestamistas que ofrecen dinero fácil, son muy caros, porque su tasa es mensual y por mucho superior a la de la banca.

Eso sí, con ellos el dinero rápido que necesitas lo tendrás; pero debe pensar en el precio que tendrás que pagar por él. Incluso los puedes hacer online y en unos pocos minutos ya tienes la respuesta. ¿Quién no se anima así?