La escuela se va de campamento

Hay muchas cosas que se pueden aprender en la escuela y experiencias que nos marcarán para toda la vida.

Los chicos se acercan al patio del colegio, todos han sido convocados para recibir algunas instrucciones para hacer una visita guiada al campo. El profesor al mando, quien es experto en camping, es el encargado de llevar adelante la instrucción.

Se advierte gran interés en los participantes, otros profesores que estarán acompañando la experiencia siguen de cerca las instrucciones del facilitador. Un Charla de primeros auxilios es la primera parte de la instrucción y muchos han quedado impresionados con unas férulas neumáticas, que se usan para hacer inmovilizaciones en caso de fracturas, sabemos que todo puede suceder en una aventura a la montaña. Con un compresor de aire portátil se infla rápidamente la férula y el miembro lesionado queda inmovilizado de inmediato, como ventaja adicional este tipo de férulas también funcionan para hacer hemostasia por compresión, vale decir, si la fractura es abierta, o sea, que hay exposición del hueso que rompió la piel y hay sangrado, entonces la férula servirá para ejercer presión y evitar que el sangramiento continúe. Además al estar llena de aire se amortiguan mejor los impactos y al llegar al centro de salud más cercano solo se desinfla y listo. Todos quedaron muy impresionados.

reanimación

Luego de hacer unas prácticas, haciendo los traslados, los chicos aprendieron sobre cómo hacer una reanimación cardio pulmonar, el profesor sacó otro instrumento del maletín de primeros auxilios que parecía de la guerra de las galaxias, que se llama ambú y es un dispositivo que se usa para insuflar aire a los pulmones, que es lo primero que hay que hacer después de despejar la boca del lesionado, para evitar que se ahogue y poder luego proceder con los masajes que se hacen presionando con las manos en el esternón.

La atención se mantenía, mientras el profesor guía continuaba la instrucción, todos querían participar. Después de concluir con las recomendaciones de primeros auxilios se hicieron divisiones para atender a diferentes tareas, los constructores instalarían las carpas, logística se encargaría de proveer y administrar los recursos necesarios para que esta aventura con acampada resultara perfecta y los profesores velarían por la seguridad y los juegos también estarían a su cargo ya que el campamento sería cercano a un lago y eso sabemos es un asunto delicado.

La escuela realmente es algo integral, no solo se trata de aprender historia, matemáticas y literatura, los chicos aprendieron que es importante saber qué hacer en caso de que alguno de ellos se lesione. Otra de las cosas que más los impactó fue el procedimiento para actuar correctamente en casos de emergencia como cuando hay que apagar el fuego para evitar que se produzca en el bosque un incendio, aunque parece algo sencillo se dieron cuenta que casi todos actuaban espontáneamente de manera inadecuada hasta que aprendieron cómo se formaba el fuego y como había que sofocarlo para neutralizarlo.

niños de acampada

Finalmente con el compresor de aire en mano el profesor explicó la manera adecuada de llenar una balsa, la presión de aire adecuada para no dañarla y como hacer en caso de que se pinchara, incluso si esto ocurría en el agua. Fue una experiencia muy enriquecedora en la que profesores y alumnos compartieron experiencias necesarias para poder ir al campo. ¡Bravo por eso!