Experimentos caseros para aprender jugando

Para los niños aprender experimentando es algo divertido y más interesante que en muchos casos leer y escuchar. Entre tanta teoría podrían perder el interés al ver tantos procesos engorrosos, pues siempre quieren jugar y experimentar cosas nuevas, con alternativas más didácticas para conocer el por qué suceden las cosas.

Con las siguientes alternativas pasarán un buen rato en casa, al igual que alimentarán su hambre de aprender con ayuda de experimentos caseros que llame su atención y que ellos mismos pueden hacer sin mayor riesgo de lastimarse.

Hacer germinar semillas

El tema de las plantas no puede faltar entre niños de primaria, pues el conocer su funcionamiento como seres vivientes es algo que necesitan saber. Comenzando con la germinación, aquél proceso de desarrollo y crecimiento que tiene toda semilla para poder convertirse en una planta. Para que eso suceda, es necesario que se encuentre en condiciones óptimas de humedad, oxígeno y temperatura.

germinacion semillas

Materiales

Semillas, como de girasol, frijoles, o habichuelas; un recipiente transparente de vidrio o plástico, algodón, agua, luz y calor.

Procedimiento

  1. Humedecer el algodón e introducirlo en el recipiente dejando que quede sujeto pero no presionado.
  2. Colocar las semillas en las caras del recipiente para poder ver el crecimiento del embrión.
  3. Hacerle seguimiento a la humedad del recipiente, dotándolo de la cantidad necesaria de agua. No ahogar la planta.

Al cabo de una semana podrá desarrollarse todo el proceso y lo más importante es que los niños podrán observar detalladamente lo que sucede. 

Ahora ¿qué tal si ahora hacen un volcán?

volcan lava

Provocando una reacción química básica, sorprendentemente podrá recrearse un volcán que haga erupción. ¿Cómo?, de la siguiente manera:

Materiales

Bicarbonato de Sodio, Vinagre, colorante rojo, envase cilíndrico.

Procedimiento

Coloque en el envase el bicarbonato, luego agregue la mezcla de colorante con vinagre y ¡aléjate un poco!

Lo que ocurrió fue que la unión de esos elementos formó una efervescencia asemejando la erupción de un volcán. Si quieres hacerlo más real en modo maqueta prepara tu volcán bordeando el recipiente con plastilina y será todo un éxito!

Hacer funcionar un reloj con limones

El limón está compuesto en mayor medida de ácidos cítricos, que no solo son provechosos para nuestro organismo. Desde la perspectiva química, los ácidos aportan electrones: cargas eléctricas, que con ayuda de algunos materiales podrán hacer funcionar el reloj despertador que se ha quedado sin baterías.

reloj con limones

Materiales

3 limones grandes, 4 láminas de cobre y 4 de zinc, 4 cables de electricidad y un reloj.

Procedimiento

  1. Pide ayuda a un adulto para que pele las puntas de los cables.
  2. Unir las puntas de los cables con las láminas e introducir por limón una de cada material, las láminas de cobre será el polo negativo, mientras la de zinc el positivo, unidas tendrás el circuito perfectamente constituido.
  3. Con los extremos restantes, se conectarán a los polos del reloj de manera que se le proporcione la energía proveniente de los limones y funcione.

Preparando plastilina casera

Para los más creativos en casa, un experimento para preparar plastilina casera.

Para trabajar con manualidades sin tener contacto con tóxicos productos, esta es una opción ecológica y muy sana, utilizando productos que se encuentran en casa.

plastilina casera

Materiales

2 cucharadas de aceite vegetal, 2 tazas de agua, 2 tazas de harina, 1 taza de sal, colorantes líquidos de colores.

Procedimiento

  1. Verter en una olla el agua, aceite y harina, cocinar a llama media removiendo hasta tener una pasta.
  2. Llevar sobre una tabla y amasar hasta ser consistente.
  3. Partir en pedazos y agregar a cada trozo un color diferente.

Ahora tendrán sus plastilinas ecológicas de sus colores favoritos con las cuales divertirse sanamente.

Brújula Casera

Quienes son amantes de la exploración, buscan estar orientados en todo momento y este experimento les funcionará tanto en su casa como en el parque para que cualquier paseo tenga motivo de excursión.

Materiales

Un imán, una aguja de costura, corcho, agua, cinta adhesiva, recipiente hondo.

Procedimiento

  1. Frotar unas 20 veces la aguja contra el imán hacia una sola dirección para imantarla.
  2. Con ayuda de la cinta adhesiva, pega la aguja centrada en el corcho de manera que sobresalgan sus puntas.
  3. Coloca el corcho con la aguja pegada en agua, con lo que notarás que flota y apunta hacia una dirección, el polo norte.