Estudiar un MBA puede ser lo que necesita tu idea para desarrollarla con éxito

Conectarse con otras experiencias, gente de otros lugares y profesiones diferentes te dará una enorme ventaja.

Soy de los que piensa que uno realmente estudia lo que quiere después de graduarse. ¿Por qué digo esto? Porque cuando vamos a la universidad, generalmente somos muy jóvenes y no hemos vivido lo suficiente como para saber con claridad lo que nos gustaría hacer.

Seguramente somos buenos en matemáticas o en literatura; pero eso de hacer una carrera es mucho más complicado.  Afortunadamente estas generaciones han tenido un gran apoyo en internet que les ha brindado una gran oportunidad para conocer más rápido sobre el mundo y sobre lo que ellos pueden hacer para labrar su futuro.

Así, podemos estudiar leyes y luego hacer una especialización en hostelería, por ejemplo. Y uno se pregunta ¿Pero cómo? ¿Por qué no estudió hostelería o turismo? ¿Por qué hacer ahora un MBA en hostelería? Pues en el mundo laboral nada está escrito (excepto los memorándums). Un abogado puede estar cumpliendo su rol de asesor jurídico en un hotel; pero necesita de conocer cómo es el ambiente del negocio, para hacer contratos, por ejemplo. También es posible que el hotel decida usar ahora, un modelo de negocio de tiempo compartido (Resorts) y ese contrato necesita de ciertos detalles que llaman al relacionamiento con el tema en cuestión y la dirección decide que él sea la persona que lleve adelante el proyecto y por esa razón considere hacer una especialización en esa área. De igual forma, alguien con una base técnica podría optar por una especialización en Marketing Hotelero si quisiera desarrollar, de forma óptima, un portal donde comparar hoteles sabiendo todos los entresijos de la industria.

licenciado

Pueden ser muchas las razones que justifiquen estudiar un grado en algo y terminar haciendo un MBA en un área muy diferente. Son muchas las experiencias de personas que ni siquiera terminaron el MBA y construyeron grandes negocios, gracias a un trabajo que realizaron mientras estudiaban y la oportunidad fue tal que no hubo manera de completar sus estudios.

Muchas empresas exitosas de hoy son producto del trabajo final realizado para cumplir con los requisitos académicos del MBA. De manera que incluso este tipo de estudios pueden funcionar como grandes incubadoras de ideas. Una gran ventaja es que hay gente de diferentes disciplinas en un mismo salón, que tienen diferentes trabajos y con ello diferente experiencias en áreas que ni siquiera tienen relación y eso es muy positivo para el aprendizaje. Además es enriquecido con la multiculturalidad propia de personas que son de diferentes países que viven realidades diferentes.

No digo que un MBA te dará el éxito deseado; pero ¡cómo ayuda a conectarte con experiencias que de otra forma serían difíciles de lograr!.

Algunos países poseen normas para la educación formal en las que no se pueden hacer ciertos estudios  hasta tanto no se hayan cumplido previamente con otros. Hay países que son más abiertos en ese sentido, así que es necesario que evalúes bien.

En el caso de los MBA (Masters Business Administration) se necesita poseer una licenciatura o grado universitario para tener acceso a ellos. Según el prestigio y otras características de la entidad se solicitarán más o menos requisitos. Por ejemplo si hablas español y quieres hacer un MBA en Estados Unidos o Inglaterra, entonces debes demostrar tus habilidades escritas y orales en el idioma en el que se darán las clases, que es el inglés en este caso.

clase

Columbia University

La duración es algo que tiene a favor este tipo de estudios porque es muy corto, y dependiendo de la universidad y la modalidad puede durar entre 9 y 19 meses. El costo puede variar entre los 15.000 y 80 mil euros y dependerá también de si es online, presencial o semipresencial, del prestigio, si incluyen estancias o no. Es cuestión de buscar la que más se adapte a nuestros requerimientos.