Donde comienza todo

El primer lugar donde se escucha la palabra celulitis es en el colegio. Es justo cuando las jovencitas comienzas a compararse con mayor intensidad y la preocupación por su cuerpo se hace mayor. En la preadolescencia las hormonas y el comportamiento que estas provocan agudizan una serie de cambios físicos y de intereses tanto en hombres como en mujeres.

El tener un cuerpo esbelto y bien delineado es de enorme valor para ellas, mientras, para ellos poseer un cuerpo atlético es vital, ambos quieren estar en las mejores condiciones para ser atractivo al otro sexo. Ya a partir de los 12 años, las niñas comienzas en compañía de sus madres a ir a consultas y esto se debe en gran medida que mientras eran más chicas no se preocupaban tanto por sus cuerpos, comían de manera poco saludable y eso les dejó concentraciones de grasa en lugares que le restan méritos para tener una figura atractiva.

doctora diagnosticando

Quizás parezca algo un tanto banal; pero no es así, a esas edades los niños tienen muchas tribulaciones y la descarga hormonal termina por complicar las cosas. Así que los padres deben tomarse el asunto en serio. Las situaciones de bullying han incrementado esas visitas a las consultas y eso no solo castiga a los niños a esa edad, sino que deja una profunda huella en la formación de su carácter que muchas veces llega a crecer con mucha debilidad por esa causa.

El estilo de vida también tiene su efecto, las generaciones actuales comienzan una vida de consumo de cigarrillos y alcohol a edades cada vez más tempranas, eso viene junto a relaciones sexuales siendo muy jóvenes y para evitar los embarazos, las jovencitas usan anticonceptivos, que como sabemos son hormonas y eso afecta el funcionamiento natural de su organismo. Muy pronto sus caderas se ensanchan, los muslos se cargan de más grasa y la parte baja de la panza se abulta un poco, la celulitis ataca y donde alcanza territorio trabaja duro para mantenerlo, así que deshacerse de ella no es una tarea fácil. Por un lado requiere una buena alimentación, por otro lado, ejercicio y tratamientos que cuestan dinero que no producen.

piernas

Agradezco las indicaciones prestadas en este sitio para darle algunas recomendaciones:

Si quieres evitar que prosperen los grumos producidos por el exceso de grasa en tu cuerpo debes tomar agua para que ayudes al cuerpo a drenar, algunos recomiendan entre un litro y dos; pero la cantidad dependerá de cada persona, bueno es saber que el agua en exceso hace daño, mucho cuidado con eso.

Tanto el cigarrillo como las bebidas alcohólicas producen radicales libres que son enemigos número uno de la salud.

Bajar la sal es bueno porque su uso inadecuado produce que retengas líquido y eso es como un manjar para la celulitis.

Te ayudará comer vegetales, legumbres y evita comer los embutidos.

El drenaje linfático es sumamente importante para evitar este problema, por lo que te recomiendo que uses ropa cómoda y calzado cómodo.

Duerme bien y no estés mucho tiempo de pie o sentada.

Quiero que sepas que este problema de la celulitis es algo que se puede tratar con éxito; pero no creas a quien te dice que es cuestión de un tratamiento mágico, debes saber que tienes que poner de tu parte y seguir las recomendaciones del especialista certificado que te está tratando.